Qué son los bienes raíces

Qué son los bienes raíces

septiembre 03
08:30 2019

Es un término utilizado ampliamente y con el que quizá no estemos familiarizados. Por ello, hoy te contamos qué son los bienes raíces.

La definición de bienes raíces es simple: son aquellos bienes que, por su naturaleza, no se pueden mover. Hace referencia a lo que en inglés se denomina real estate, y no es más que los terrenos y los edificios adheridos a ellos.

Los bienes raíces se pueden dividir en tres grandes grupos, según el uso al que están destinados:

Residenciales

Hace referencia a aquellos cuyo objetivo es el de ser convertidos en residencia (cuando son terrenos sin construir), así como a viviendas o condominios.

Comerciales

Se trata de todo aquel inmueble que tenga relación con servicios comerciales: edificios de oficinas, almacenes, edificios donde haya tiendas al por menor, centros comerciales…

Industriales

Aquellos destinados a diferentes industrias. Forman parte de este tipo de bienes raíces las minas, las granjas, las fábricas, etc.

También pueden dividirse según otros criterios. Por ejemplo:

Bienes raíces por naturaleza

Son los bienes raíces originarios, es decir, el suelo, las minas y canteras e incluso los ríos o aguas estancadas.

Bienes raíces por incorporación

Son los bienes raíces incorporados a la tierra: construcciones como edificios, caminos, o incluso el crecimiento de árboles o plantas y sus frutos, o todo lo que quede adherido a otro bien raíz por incorporación.

Bienes raíces por destino

Aquí podríamos hablar de bienes muebles que se destinan a dar uso al bien raíz. De esta manera, adquieren la propiedad de bienes raíces los objetos de uso u ornamentación, como podrían ser las estatuas; los instrumentos o máquinas que se hallen destinados a la explotación que se realice en una fábrica; o los criaderos de especies vivas, cuando estén destinados a permanecer en el bien raíz de forma permanente, como los criaderos de aves.

Características de los bienes raíces

Los bienes raíces tienen características físicas y jurídicas propias que los hacen diferentes a otros tipos de propiedades.

Por ejemplo, este tipo de bienes, como hemos comentado, no se pueden mover, ya sea físicamente como jurídicamente (es decir, que sean inseparables al suelo legalmente). En este sentido, debemos tener en cuenta que los buques y las aeronaves marítimas se consideran también bienes inmuebles, pues no tienen ninguna función desligados de la superficie marítima.

Otra característica interesante de los bienes raíces es que son los únicos que pueden tener hipoteca, y además pueden ser registrados de manera pública en registros de la propiedad, a fin de tener un mayor control.

Estos bienes raíces pueden tener asociados a ellos una serie de derechos, como son el de posesión, disfrute, control, exclusión y disposición. Estos derechos, asociados a los bienes raíces, no se pueden considerar bienes raíces por sí mismos.

Tampoco se consideran bienes raíces las tierras que no tienen dueño, como pueden ser algunos terrenos en la Antártida o los terrenos de la luna.

Ahora ya sabes a qué hacen referencia los bienes raíces de los que tanto se habla.

Artículos relacionados

0 comentarios

No hay comentarios

No hay aún comentarios, ¿quieres dejar uno?

Deja un comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados *