Cómo calentar una casa sin calefacción

Cómo calentar una casa sin calefacción

Cómo calentar una casa sin calefacción
octubre 15
09:47 2018

Olvídate del frío este invierno mientras ahorras. En este post te contamos los mejores trucos para calentar una casa sin calefacción.

Ya estamos en noviembre y el frío empieza a “pegar” más fuerte. La calefacción puede suponer un gasto importante durante estos meses invernales, pero… ¿Sabías que existen trucos para hacer que tu casa esté mucho más cálida en invierno?

En este post te vamos a enseñar cómo calentar una casa sin calefacción.

La ventilación es muy importante

Es verdad que en invierno no apetece ventilar por el frío. Pero si lo haces en un horario adecuado, no dará tiempo a que se enfríe toda la casa.

Lo ideal es ventilar por la mañana, cuando ya ha amanecido. Con abrir las ventanas entre 10 y 15 minutos, es suficiente para canalizar el aire y no dejar que el frío entre en el hogar.

Los cuadros y las alfombras pueden ser tus aliados

Este tipo de objetos ayudan a aislar parte del frío, puesto que las paredes y suelos no tienen suficiente “fuerza” para aislar todo.

Además, no sólo te ayudarán a mantener un ambiente más cálido en la casa, si no que podrás aprovecharlos para decorarla a tu gusto.

Evita que salga el calor

Seguro que has visto que muchas viviendas echan las persianas en invierno. Sin duda es una de las mejores formas de conseguir calentar una casa sin calefacción. También puedes cerrar las puertas de las habitaciones para que el ambiente cálido se concentre más.

La cinta adhesiva, el viejo truco

Si quieres calentar una casa sin calefacción, la cinta adhesiva no puede faltar. Tendrás que ponerla en aquellas paredes, puertas o ventanas con “fisuras”. De esta forma evitarás que entre el frío por esos pequeños huecos.

Lo mejor es que es un producto muy económico y fácil de encontrar.

Los electrodomésticos también dan calor

¿Te has percatado alguna vez de que la habitación más cálida de la casa en invierno es la cocina? Esto se debe al uso de los electrodomésticos. Encender el microondas, usar el horno, o hervir algo produce calor.

Tienes que intentar aprovechar la calidez que se produzca. Cuando abras el lavavajillas, deja la puerta abierta, o cuando saques la lavadora. De esta manera lograrás producir más calor que se podrá desprender al resto de tu casa.

Recubre algunos muebles

¿Cuál es el objeto más preciado en invierno? Una buena manta. Puedes utilizar varias para recubrir los sofás o camas. Conseguirás que dichos muebles no se enfríen tanto y ayudará a que conserven el calor cuando los vayas a usar.

Ilumina tu hogar

Puedes encender algunas velas en zonas de la casa como pasillos o salón. Lo creas o no, las velas desprenden más calor del que te imaginas. Las hay de diferentes tipos y formas. Lo más recomendable es comprar varias grandes, ya que duran más y ofrecen más calor.

 

Con estos consejos puedes asegurarte un invierno calentito en el hogar sin encontrar una gran factura de la luz.

 

Artículos relacionados

0 comentarios

No hay comentarios

No hay aún comentarios, ¿quieres dejar uno?

Deja un comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados *