Consejos para que la reforma de viviendas no acabe contigo

Consejos para que la reforma de viviendas no acabe contigo

Consejos para que la reforma de viviendas no acabe contigo
junio 02
09:53 2018

Llevar a cabo la reforma de viviendas puede suponer un gran gasto de dinero y sobre todo un enorme esfuerzo. Te damos varios consejos para evitar que acabes con ganas de no volver a pasar por este trance si llega otra vez la ocasión.

Decidirte por hacer una reforma de viviendas o verte obligado a renovar parte de tu casa se convierte en una mezcla de ilusión y estrés. Queremos echarte una mano para que cuando termine salgas con la mayor de las sonrisas:

- Pide varios presupuestos: A la hora de buscar personas que se encarguen de la reforma de viviendas, intenta contratar profesionales con garantías. A la hora de vender, todos intentarán mostrarte su mejor lado, pero puedes acabar lamentando tu rapidez en la toma de decisión.

Compara varias opciones, pues la calidad nunca va unida al mejor precio. Evita que las chapuzas acaben costándote gastos extra y apoya tu decisión final en las buenas referencias de los profesionales que vas a contratar.

- Evita pagar el coste total de la obra por adelantado: Resérvate parte del importe total que cuesta la reforma de viviendas para el final del proceso. Esto será una garantía por si surgiera cualquier tipo de imprevisto o no te guste cualquier detalle.

Normalmente las empresas que se dedican a la reforma de inmuebles suelen pedir un porcentaje por adelantado para la compra de materiales.

- Tramita las licencias necesarias: Para llevar a cabo obras en una vivienda es necesario, por norma general, tener el permiso del ayuntamiento.  En función de las características que tenga la reforma que se va a realizar habrá que presentar unos documentos u otros y pagar diferentes tasas.

- Supervisa los avances: No dejes las decisiones sobre la reforma de tu vivienda en manos de terceros. Sé constante en la supervisión de las obras y visita periódicamente los trabajos para evitar que se produzcan cambios que no querías. No llegues a un punto en el que ya no hay vuelta atrás o esta te costará más dinero.

- Pon sobre aviso a tus vecinos: Si tu reforma afecta a zonas comunes del edificio, debes obtener la aprobación de tu comunidad de vecinos. Igualmente, aunque no sea necesario dicha aprobación, es recomendable que informes a tus vecinos de las horas y la duración de los trabajos.

Si estás pensando en iniciar una reforma en tu vivienda, medita cada una de las acciones que vas a realizar e intenta planificarlas con suficiente tiempo de antelación.

Artículos relacionados

0 comentarios

No hay comentarios

No hay aún comentarios, ¿quieres dejar uno?

Deja un comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados *