¿ Casas de obra nueva o viviendas de segunda mano ?

¿ Casas de obra nueva o viviendas de segunda mano ?

¿ Casas de obra nueva o viviendas de segunda mano ?
noviembre 22
10:08 2017

Las dudas entre las casas de obra nueva y las de segunda mano siempre han existido. Apostar por casas de obra nueva es apostar fuerte y es que se trata de una difícil decisión ya que  es una de las mayores inversiones de la mayoría de los ciudadanos, por lo que es muy recomendable sopesar bien el tipo de casa que se quiere.

Es importante saber dónde está ubicado el inmueble, si necesita reformas o no o qué impuestos hay que pagar. Actualmente la vivienda usada es más barata que la nueva y soporta impuestos menores pero las casas de obra nueva no suele necesitar reformas y se puede entrar a vivir desde el primer día.

Los entendidos aconsejan establecer un orden de prioridades antes de decantarse por nueva o usada. Si el presupuesto es más modesto, la segunda mano toma la delantera; si se quiere una casa impoluta con extras añadidos, la obra nueva gana; si se desea una localización céntrica, la usada ofrece un mayor mostrador; si se busca la eficiencia, los pisos a estrenar no tienen competencia, etc.

Existen 7 puntos clave a la hora de decidir entre casas de obra nueva o viviendas de segunda mano:

-          La situación del inmueble es quizás el factor que más determina su precio y el estilo de vida del futuro comprador. Las viviendas de obra nueva suelen estar situadas en la periferia y pueden contar con zonas comunes (áreas deportivas, jardines, parque infantil, etc.).

Las viviendas de segunda mano suelen encontrarse tanto en el centro de las ciudades como en zonas más alejadas, pero normalmente son zonas más consolidadas y con más servicios.

-          Precio de la vivienda. En las viviendas de segunda mano el coste medio del metro cuadrado es más bajo que en las casas de obra nueva.

Mientras que la vivienda de obra nueva puedes estrenarla, la vivienda de segunda mano a veces necesita un presupuesto adicional para reformas. La ventaja es que se puede adaptar la vivienda al gusto y necesidades del comprador, pudiendo incluso planificar la reforma en diferentes periodos.

-          Tamaño. Al tener los pisos de segunda mano un precio del metro cuadrado más barato, se pueden adquirir viviendas más grandes. Además, tradicionalmente, las viviendas de segunda mano han tenido estancias con un tamaño mayor que en la obra nueva.

Por su parte, en las casas de obra nueva se pueden encontrar distribuciones y usos más atractivos, como habitaciones tipo suite con baño incorporado o armarios empotrados.

-          ¿Cuándo puedo entrar a vivir? En las casas de obra nueva puedes entrar a vivir desde el primer día. En cambio, en las viviendas de segunda mano puedes contar con tiempo para planificar una reforma y ejecutarla a tu gusto, incluso ya viviendo en el inmueble.

-          Gastos anuales de la vivienda. Las casas de obra nueva suele estar situadas en urbanizaciones con piscina, jardines e instalaciones deportivas que pueden conllevar el incremento de la comunidad. Por su parte, en las viviendas de segunda mano hay la posibilidad de encontrar viviendas con calefacción central, que abarata el servicio, pero que tiene un coste fijo más alto.

Artículos relacionados

0 comentarios

No hay comentarios

No hay aún comentarios, ¿quieres dejar uno?

Deja un comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados *