Cómo organizar una casa: 7 consejos para mantener tu hogar en orden

Cómo organizar una casa: 7 consejos para mantener tu hogar en orden

Cómo organizar una casa: 7 consejos para mantener tu hogar en orden
junio 14
09:30 2016

Un hogar limpio y ordenado siempre nos da más calma que uno hogar desordenado en el que está todo por medio. Y si tú eres de los que tienes problemas para encontrar dónde está cada cosa, quizá necesites unos cuantos consejos sobre cómo organizar una casa.

Si en tu hogar es normal ir caminando y tropezar con juguetes que haya tirados por el suelo, o sentarte en una silla con el respaldo lleno de ropa, o buscar cualquier cosa y no encontrarla en el cajón que debería estar… Necesitas unos cuantos consejos sobre cómo organizar una casa. Porque de nada sirve organizar sólo una habitación si el resto de tu vivienda va a seguir siendo una leonera. Así que arremángate y ponte manos a la obra, ¡que esto empieza!

  • Haz una lista y prepara todo lo que necesites. la mejor forma de organizarte es empezar elaborando una lista de tareas divididas por habitación. Escribe en tu lista cada cuarto a ordenar y, acto seguido, escribe en cada cuarto los cajones, armarios, despensas, etc., que debas organizar y cómo. Si tu lista está bien elaborada quizá te parezca demasiado larga, ¡pero luego verás que no es para tanto! Luego de esto, coge todo lo que necesites para limpiar y organizar tu hogar (trapos, bolsas de basura, cajas, desinfectantes, etc.) y disponte a empezar con la tarea.
  • Deja las habitaciones más engorrosas para el final. Puede parecer buena idea empezar a organizar tu casa por las habitaciones más complejas para quitártelas de en medio cuanto antes, pero nada más lejos. Lo único que conseguirás así será cansarte más rápido y aburrirte a los cinco minutos, pues te parecerá que el tiempo no pasa. Si, en cambio, empiezas por las habitaciones más fáciles y vas progresando a las habitaciones cada vez más difíciles, sentirás que estás avanzando rápidamente y no te resultará una tarea tan ardua.
  • Separa la basura de lo que quieras guardar. Cuando abras cada cajón y organices lo que hay dentro, lo más probable es que algo de lo que había esté en el suelo porque no sepas qué hacer con ello. Obviando notas, papeles, cosas rotas y demás, debes analizar bien lo que tienes delante y pensar si te es de utilidad o si realmente quieres conservarlo, pues recuerda que no deja de ocupar un valioso espacio que podría aprovecharse para algo mejor. Hay cosas con un valor emocional o nostálgico que no tienes por qué tirar, pero tampoco te dejes llevar por esos sentimientos porque entonces, no llegamos a ningún sitio. Si tienes poco espacio pero hay objetos de los que definitivamente no quieres deshacerte, es buena idea contar con un trastero. Y si hay algo de lo que te quieras librar pero está en buenas condiciones, siempre puedes recurrir a páginas de segunda mano para venderlas, o bien ir a centros especializados para donarlas a quienes lo necesiten y no puedan permitírselo (esto puede hacerse con ropa o juguetes para niños).
  • Pon cada cosa en su sitio. Esta limpieza no habrá servido de nada si guardas cualquier cosa en cualquier lugar. Aprovecha que está todo limpio para ordenar bien los armarios y los cajones.
  • No compres más cosas de las que necesites. Antes de comprar algo, piensa detenidamente si es realmente necesario o si lo quieres de verdad, y también si tienes espacio en tu hogar. A todos nos apetece darnos un capricho de vez en cuando o nos dejamos seducir por descuentos y ofertas, pero si acabamos comprando cualquier cosa escudándonos en estas excusas, nuestro hogar volverá a estar en poco tiempo lleno de trastos inútiles que no necesitamos realmente.
  • Usa elementos decorativos que te ayuden a organizar tu casa. Utilizar ganchos dentro de los armarios o en las paredes viene muy bien para dejar colocado y a mano todo aquello que no sabes dónde meter como llaves, collares, pulseras, abrigos, corbatas…
  • Limpia cada día y mantén una rutina sencilla de organización. De nada sirve todo este trabajo si a los dos días va a volver a estar todo desorganizado, así que mantén tu hogar ordenado y limpio para que resulte todo más cómodo y sencillo. Haz la cama cada día después de dejar que las sábanas se aireen un poco y cambia las mismas una vez por semana. Lava la ropa por la mañana para que luego pueda secarse y guardarse más relajadamente y barre y aspira diariamente los rincones de tu hogar que más utilices. Lava los platos después de comer o, incluso, mientras cocines, para que no se acumulen y te lo quites de encima cuanto antes. Y, sobre todo, limpia bien el baño, pues es donde más protagonismo tiene la higiene y conviene tenerlo bien limpio.

No hay secretos sobre cómo organizar una casa, sólo ganas, paciencia y constancia. Lánzate con estos sencillos consejos y mantenlos a diario con una buena organización para que tu hogar esté siempre ordenado, limpio y tranquilo. ¡Se acabó el no encontrar las cosas!

Cómo organizar una casa: 7 consejos para mantener tu hogar en orden - resumen

Resumen: No hay secretos sobre cómo organizar una casa, sólo ganas, paciencia y constancia. Lánzate con estos sencillos consejos y mantenlos a diario con una buena organización para que tu hogar esté siempre ordenado, limpio y tranquilo. ¡Se acabó el no encontrar las cosas!

Etiquetas
Compartir

Artículos relacionados

0 comentarios

No hay comentarios

No hay aún comentarios, ¿quieres dejar uno?

Deja un comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados *