La venta de pisos en España crece entre la población china

La venta de pisos en España crece entre la población china

La venta de pisos en España crece entre la población china
agosto 25
09:00 2015

La venta de pisos en España se ha enfrentado a grandes dificultades estos últimos años, tras el estallido de la crisis inmobiliaria.  Para la mayoría de españoles, la compra de un piso pasó a ser casi inasumible, lo que causó un gran descenso de las ventas. Lo cierto es que, poco a poco, estamos siendo testigos de una recuperación económica por parte del país, recuperación que está repercutiendo directamente en el sector inmobiliario. Pero, dejando a un lado al comprador nacional, lo cierto es que un nuevo sector de clientes potenciales ha aparecido en el panorama inmobiliario español. Han llegado con mucha fuerza y vienen para quedarse. ¿De quién estamos hablando? De la población china en España.

El Lejano Oriente ha traído exóticas tradiciones y salidas a los problemas de Occidente. La soja, el budismo, el Tai-Chi, las artes marciales, los bonsáis… Desde no hace mucho tiempo la filosofía de vida china se ha ido instalando en Europa y, por supuesto, también lo ha hecho en nuestro país. Ahora también nos regalan otra solución relacionada con la escasez de venta de pisos en España.

La población china llegó a España hace una década como un amplio flujo migratorio desde su país natal. Su fama de trabajadores incansables les precedía y lo han demostrado al insertarse en nuestra sociedad. Además, tienen una amplia visión de mercado, razón por la que China se ha convertido en una potencia económica mundial de la que todos podemos aprender,  y sus negocios han proliferado de una manera asombrosa en la calidez mediterránea. Todo esto ha supuesto un repunte para el mercado y la economía nacional. Como no podía ser de otro modo, el sector inmobiliario también se ha hecho eco de la prosperidad de los chinos.  Lo primero que se hizo notar fue el incremento del alquiler de locales para uso comercial en plena crisis. Ahora, la población china ha dado el salto y se ha pasado también a la compra de pisos como primera vivienda y, por supuesto, también la compra de locales comerciales.

Estamos acostumbrados a relacionar a la población china con establecimientos como restaurantes, negocios de “todo a cien”, peluquerías y centros de estética, tiendas de alimentación 24h o cadenas de ropa. Pero, desde ahora, también serán protagonista como compradores en el mercado inmobiliario de nuestro país.  En España, el censo de población procedente de China supera los 180.000 residentes, siendo Madrid y Cataluña las comunidades autónomas donde se concentra el 21% del total. Aprovechando esta realidad,  el sector inmobiliario ha decidido apostar por la venta de pisos baratos a nuestros vecinos orientales. La bajada de precios en la venta de pisos ha sido el factor clave para este boom de intercambio hispano-oriental. Los datos referentes a la Comunidad de Madrid revelan que la venta de pisos a compradores chinos ha subido de un 30% a un 40% en el último año, siendo los puntos calientes Lavapiés, Usera, Villaverde, Vallecas, Fuenlabrada, Leganés y Getafe. Por término medio, la población china busca viviendas entre 60.000 y 110.000 euros, dispuestos a sumergirse en hipotecas de unos 70.000 euros. Es aquí, principalmente, donde se centra el foco de venta de pisos. Por supuesto, esta explosión de compra y venta de pisos tiene una explicación. Los chinos sacan un beneficio extra alquilando habitaciones de sus viviendas recién adquiridas.

Si nos movemos en el estrato más adinerado de China, también encontraremos agradables sorpresas. Hace unos meses fueron muchos los que se sorprendieron cuando el emblemático edificio España, situado en la Gran Vía, fue comprado por un magnate chino, pero lo cierto es que son muchos  los grandes empresarios de este país que han decidido invertir en España. En cuanto a las viviendas particulares, parece que estos grandes empresarios no caen tanto en la venta de pisos sino que prefieren adquirir chalets. A grandes rasgos, suelen adquirir unifamiliares por las zonas de Leganés, Fuenlabrada o Parla. Asumen costes que rondan entre los 300.000 y los 450.000 euros en obra nueva. Estos datos se deben a que los empresarios chinos, con varios negocios propios y empleados a su cargo, tienen una capacidad de endeudamiento mayor que los españoles, en general. Además, se caracterizan por ser unos pagadores escrupulosamente puntuales.

En conclusión, el panorama inmobiliario de España está en pleno proceso de cambio y renovación, un proceso que conlleva la llegada de nuevos protagonistas, como lo son los chinos de los que hablamos en este post.

Imagen cortesía de Shutterstock

La venta de pisos en España crece entre la población china - resumen

Resumen: El gran problema del sector inmobiliario nacional de los últimos años ha sido poner en marcha la venta de pisos. Los españoles, inmersos en la crisis, no podíamos asumir el coste pero han aparecido unos nuevos compradores: la población china

Etiquetas
Compartir

Artículos relacionados

0 comentarios

No hay comentarios

No hay aún comentarios, ¿quieres dejar uno?

Deja un comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados *