Alquiler de verano seguro a través de agencia inmobiliaria

Alquiler de verano seguro a través de agencia inmobiliaria

Alquiler de verano seguro a través de agencia inmobiliaria
agosto 11
09:00 2015

Una gran opción para pasar las vacaciones es hacerlo alojado en un piso de alquiler estacional. Aunque hay que tener cuidado ya que se dan algunos casos de estafa. No te la juegues y tramita tu estancia a través de una agencia inmobiliaria.

Pasar las vacaciones en un piso de alquiler es una buena forma de equilibrar el factor económico y el confort. Esta opción de alojamiento aporta toda la privacidad, para ti y tu familia, que puedas desear. Además es una alternativa económica a los hoteles caros y fríos a los que estamos acostumbrados. En los últimos años, hasta los particulares se han lanzado a la moda de poner en alquiler su vivienda para turistas y extranjeros de manera ocasional en festividades o periodos estivales. Así, han ido comiendo nicho de mercado a otros organismos enfocados y especializados en este tipo de trámites de viviendas, como podría ser una agencia inmobiliaria. Pero no es oro todo lo que reluce. El problema de los alquileres a particulares es destapan casos de estafa al cliente, ya que nunca podrán ofrecerte las garantías que te daría una agencia inmobiliaria. Sin ánimo de meterte miedo y que descartes la opción del alquiler, nos gustaría prevenirte para que no te lleves ningún disgusto innecesario estas vacaciones. Puedes pasar una gran experiencia en tu vivienda de alquiler, siempre y cuando hagas las cosas bien desde un principio y evites correr ciertos riesgos. La mejor opción es que acudas siempre a una agencia inmobiliaria, el intermediario más seguro. Desde la agencia inmobiliaria se encargarán de tramitar todo lo que sea necesario para que encuentres tu alojamiento en las mejores condiciones posibles y, en consecuencia, consigas disfrutar al cien por cien de tus merecidas vacaciones. Igualmente, en cualquier agencia inmobiliaria te harán las siguientes recomendaciones para que disfrutes de un alquiler de verano seguro:

  1. Asegúrate de lo que estás alquilando:  Intenta recabar toda la información posible sobre la vivienda que vas a alquilar. No dudes en hacer preguntas específicas sobre el enclave y dirección de la casa, la disposición del mobiliario, la cantidad de vajillas y objetos del hogar del que dispone, la distribución de las habitaciones, los extras, etc. No te fíes tanto de los comentarios en foros y, más bien, exige que te enseñen fotos reales de todos los espacios de la vivienda. Ninguna agencia inmobiliaria que se precie tendrá ningún problema en facilitarte toda la información que precises.
  2. Deja pactado el precio: Puede que encuentres super ofertas que sirvan de gancho para el alojamiento. Pero cuidado con eso. Muchas veces los precios por noche que aparecen en las webs sólo sirven para medias o largas estancias (meses o quincenas), y el precio por días sueltos sube considerablemente. Además, suelen aprovechar y meter extras con los que, en un principio, no contábamos como pueden ser los servicios de limpieza o el parking.  Es recomendable que pidas en tu agencia inmobiliaria una factura previa donde se detalle el precio del coste. De este modo, evitarás sorpresas desagradables al final de tu estancia.
  3. Siempre mejor por escrito: Cuando hayas decidido dónde te alojarás, pide un contrato escrito a tu agencia inmobiliaria. Aunque los contratos verbales son muy válidos, siempre estarás más protegido con un contrato firmado en mano. En caso de que haya algún problema, podrás presentarlo como prueba factible en la demanda o queja.
  4. Asegúrate de las condiciones de entrada y salida: Es muy importante que acuerdes con la agencia inmobiliaria o con el propietario los detalles de tu entrada y salida del alojamiento. Pacta, ante todo, cómo se realizará la entrega de llaves. También presta interés a las condiciones de limpieza exigibles tanto como cuando entres a la vivienda como cuando la abandones.
  5. Adquiere una buena forma de contacto: Aunque dispongas del email del propietario o te asegure que puedes enviarle mensajes a través de distintos canales en red, no te quedes ahí. Exige siempre uno o varios teléfonos de contacto, mejor si se alternan en teléfono fijo y móvil, por si tuvieras alguna duda o incidencia. Asegúrate, eso sí, de que los números que te ofrecen estén operativos.
  6. Ojo con las estafas: Bien es cierto que en temporada alta y en zonas de costa, los precios de los alojamientos, en general, suben de una manera considerable. Pero eso no es motivo para pagar una cantidad desorbitada por el alojamiento. Infórmate y haz un rastreo de los precios medios  de la zona por la que pretendes veranear. Busca y compara viviendas que se asemejen a la que has elegido. Así podrás observar cuánto piden por alquiler y decidir si lo que te piden por la vivienda que has elegido se trata de un precio razonable o te están intentando engañar.
  7. Busca referencias: Por mucho que te contemos nosotros o que leas por Internet, no podrás tener tanta fiabilidad como la que sale del boca a boca. Intenta buscar personas que se hayan alojado previamente en la vivienda de alquiler que vas a elegir y pregúntales por su experiencia.

Imagen cortesía de Shutterstock

Alquiler de verano seguro a través de agencia inmobiliaria - resumen

Resumen: Si planificas tus vacaciones alojándote en un piso de alquiler estacional, ¡no te la juegues! Alquílalo a través de una agencia inmobiliaria para contar con las máximas garantías de seguridad y no llevarte sustos a posteriori.

Etiquetas
Compartir

Artículos relacionados

0 comentarios

No hay comentarios

No hay aún comentarios, ¿quieres dejar uno?

Deja un comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados *